top of page

Reflexiones sobre la implementación de la nueva Ley de Cuotas en Uruguay

Con la propuesta de una nueva ley de cuotas liderada por la senadora Gloria Rodríguez, apenas 6 mujeres adicionales llegarían a la Cámara de Diputados en el 2025 en comparación con el año 2020, elevando el número de diputadas a 29 sobre un total de 99 miembros de la cámara.


Dado que el Frente Amplio ya presenta listas paritarias desde la elección anterior y que en los departamentos del interior del país cada lista solo logra obtener una banca ¿Cuáles son los cambios esperables en la composición por género de la cámara baja de cara a octubre? Asumiendo que en este 2024 se presentarán listas iguales a las del año 2019 y que obtendrán la misma cantidad de votos que en aquel entonces, intentaré recrear la nueva composición de Diputados, que sería conformada bajo la nueva ley de cuotas que podría aprobarse en las próximas semanas.


¿Cómo la nueva ley afectaría a la conformación de la bancada del Frente Amplio?


La representación de género en la política uruguaya presenta contrastes significativos entre el área metropolitana y el interior del país. El Frente Amplio presenta listas paritarias y alternadas desde la elección del 2019, logrando mayor representación femenina en Montevideo y Canelones donde de 26 representantes 11 son mujeres. Dado que en estos departamentos hay un mayor número de bancas para repartir, cada lista puede conseguir más de un lugar, y al usar hojas de votación paritarias se asegura el ingreso de mujeres. Pero aunque las listas también sean paritarias en el interior del país, la bancada de diputados del Frente Amplio tiene solo 2 mujeres entre sus 16 representantes del interior, ambas por la lista 609.


En los departamentos del interior, donde hay entre 2 y 5 bancas para repartir, es poco común que una lista obtenga más de un diputado, y como las listas suelen estar encabezadas por hombres, el que llega a la banca es un hombre. Por lo tanto, la nueva ley de cuotas enfrenta desafíos significativos para contrarrestar el predominio masculino en la composición de la Cámara de Diputados. La bancada frenteamplista no tendría cambios con respecto al actual período.


¿Cómo la nueva ley afectaría a la conformación de la bancada de la Coalición

Multicolor?


La implementación de listas paritarias generaría cambios en la composición de las bancadas del Partido Nacional, Partido Colorado y Cabildo Abierto en Montevideo y Canelones. En el año 2019 todos los diputados electos por el Partido Nacional en el área metropolitana fueron hombres, con la implementación de la ley, se espera la entrada de cuatro nuevas mujeres en la bancada (3 por Montevideo y 1 por Canelones), lo que elevaría el número de diputadas blancas a 9 sobre 30 representantes. Asimismo, en el Partido Colorado y en Cabildo Abierto se podría generar la entrada de una nueva diputada por Canelones, siempre y cuando mantengan el número de votos del 2019. Este cambio significaría la incorporación de 6 mujeres a la cámara en el 2025, ascendiendo a 29 diputadas sobre un total de 99 representantes.


Al igual que sucede en la bancada frenteamplista, las mujeres están subrepresentadas en la bancada de la Coalición Multicolor del interior del país, siendo solamente 7 mujeres sobre 28 miembros. Nuevamente, la explicación la encontramos en la predominancia de listas encabezadas por hombres.


La conformación de la bancada de Diputados del interior del país no espera ningún cambio, en este escenario la paridad queda en un punto muerto.


Hay 61 listas de todos los partidos que solo obtuvieron los votos para conseguir una banca, solamente en 13 de esos casos la lista estaba encabezada por una mujer y fue ella quien llegó a la cámara, en los restantes 48 casos la lista estuvo encabezada por un hombre. La nueva ley de cuotas, que recientemente ha pasado al plenario del Senado, obliga a los partidos políticos a presentar listas conformadas por mitad de hombres y mitad de mujeres de forma alternada. Sin embargo, la ley no obliga a que la mitad de las cabezas de lista sean mujeres (que tampoco sería una alternativa deseable) por lo que las mujeres seguirán enfrentando obstáculos para acceder a la Cámara de Diputados, especialmente en el interior del país.


Con la posible aprobación de esta ley van a surgir dificultades en su implementación, sobre todo, teniendo en cuenta las herramientas que el sistema electoral ofrece para evadirla. Las agrupaciones de los partidos tendrán los incentivos y las formas de influir en el objetivo que persigue este proyecto de ley. La vigilancia ciudadana jugará un papel fundamental en este proceso. La existencia de una opinión pública activa y comprometida será esencial para asegurar que la ley se implemente correctamente y que las mujeres tengan una verdadera oportunidad de acceder a puestos de liderazgo en la Cámara de Diputados.


El pasado viernes 12 de abril, en el Ágora temática “Mujeres y Poder” discutimos en un panel de 25 personas sobre la necesidad y las oportunidades de la implementación de la cuota. Más allá del acceso a las bancas (es crucial que ocupemos estos lugares), vemos positivo que podamos generar esta discusión pública y que, de alguna manera, estresemos a los partidos a hacer un esfuerzo

mayor para reconocer y visibilizar mujeres dentro de sus filas para integrarlas a las listas y a las instancias de democracia interna.


En resumen, aunque la nueva ley de cuotas representa un paso importante hacia una mayor equidad de género en la política uruguaya, su efectividad dependerá en gran medida de la implementación real y de la voluntad de los partidos políticos para promover una representación más igualitaria en todos los niveles del gobierno.


Por Guillermina Lucas Ferrando





0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page